Marruecos




POST VIAJE A MARRUECOS: CASABLANCA  Y MARRAKECH EN TRES DÍAS
 

Día 06 de mayo de 2016

Salimos dirección a Casablanca. Volamos con Air Algerie y con lo corto que es el viaje, aún fueron capaces de darnos un pequeño desayuno. Fue un buen detalle por parte de la compañía.




Llegamos sobre las 9h dirección al hotel reservado en el centro de Casablanca. Nos alojamos en el Hotel Barceló. Después de dar una vuelta por el centro de Casablanca dentro del autobús ya que estuvo toda la mañana lloviendo nos fuimos a comer a Casa José.

Por lo que pudimos ver, Casablanca parece una ciudad totalmente europea encarada al turista. Casa José ofrecía una carta internacional de tapas y platos principales.
Después de comer nos fuimos a recorrer la costa que acaba en un centro comercial enorme con las principales marcas y algunas marcas de lujo llamada Cas-Morocco Mal.

Nos fuimos a descansar un poco al hotel y después de un descanso, ducha y cambio de ropa, nos preparamos para ver qué nos ofrecía la noche de Casablanca.

Empezamos la noche en un lounge justo al lado del hotel llamado “Chester’s”.




Después nos fuimos a cenar a un bello restaurante junto a la playa, Le Cabestan Ocean Views. Un restaurante con unas vistas únicas al mar y decorado con un estilo muy lujoso. El restaurante ofrece un espacio para copas (lounge) sea antes o después de la cena. Es un restaurante totalmente recomendable.

Antes de acabar la noche, hicimos una última parada en otra zona de copas, el Vilablanca.

Día 07 de mayo de 2016

A la mañana siguiente, después de dormir un poco, nos fuimos directos a ver la mezquita más grande de África, sin contar, por supuesto, la de La Meca y Medina. No puede haber una mezquita más grande de estas dos. La mezquita que se está construyendo ahora mismo en Argel será más grande que la de Casablanca.




La mezquita Hassan II de Casablanca está en el centro de una explanada por lo que hace que su minarete tenga una sensación de altura increíble. Su altura es de (172m) y sus colores son los típicos de este tipo de mezquitas, verde y blanco. Realmente es impresionante.




Después de hacernos unas cuantas fotos, salimos en dirección Marrakech. Tardamos unas 3 horas en autobús.

Nada más llegar te das cuenta de su peculiaridad. Todas las edificaciones, sean privadas o públicas son del mismo color (marrón rojizo). Está por ley que todas las casas sean del mismo color.

Nos alojamos en el Hotel Novotel, a 10 minutos del Zoco. El hotel tiene piscina aunque no llegamos a probarla. Llegamos tarde a Marrakech por lo que picoteamos en el hotel.

Como no, nuestro primer destino en Marrakech fue el bazar. De camino al bazar nos paramos para ver la Mezquita de Koutoubia.




Una vez llegamos al bazar, nos reciben los carruajes de caballos y los encantadores de serpientes, que si te descuidas, te las colocan sobre la espalda. La plaza está llena de paraetas para comer y varios puestos de vendedores. Seguimos andando hasta que divisamos la entrada al bazar. Es un verdadero laberinto de puestos de mercaderes donde puedes encontrar cerámica, marroquinería, pañuelos,  pufs, y todo tipo de comidas y dulces.Y es aquí empieza el curso acelerado de “regateo”.




Una vez cansados de regatear, nos fuimos a cenar a un restaurante cercano al hotel llamado La Table du Marché.

Día 08 de mayo de 2016

Desayunamos en el hotel y fuimos a ver las calles de Marrakech , visitando la casa museo de Yves Saint Laurent, con sus preciosos jardines. Mucho colorido, grandes jardines y un buen sitio para tomarse un té.




De ahí nos fuimos a subir a camello a la zona del palmeral ya que era solo una escapada y no había más tiempo para ir al desierto y dormir en las jaimas. Así que nos conformamos con el palmeral ya que nuestra ilusión era subir a camello y pasar un rato divertido todos juntos.




La vuelta en camello duraba una media hora y el precio depende, para variar, de lo que regatees. Al final pudimos conseguirlo por unos 10 euros.

Ya al terminar, muertos de hambre, nos fuimos a comer a un restaurante.

Después de comer ya nos fuimos otra vez por la zona del zoco, regateamos para coger un taxi y un carruaje de caballos.

Pasamos la tarde por la zona hasta la hora de cenar que nos llevaron a un restaurante cerca del hotel donde hacían espectáculos y te animaban la cena como la danza del vientre, espectáculos de fuego, etc. El restaurante se llamaba “Jad Mahal”. La verdad es que estuvo muy bien la cena.

De ahí nos fuimos a descansar.

Día 09 de mayo de 2016

Ese día ya nos tocaba la vuelta.

Salíamos pronto así que aprovechamos para desayunar y salir un poco por la zona. Poco pudimos ver ya que estuvo toda la mañana lloviendo.

Sobre las 11 vino el bus a recogernos y ya salimos en dirección al aeropuerto de Casablanca con rumbo a casa.

Recomendaciones

  • Para viajar a marruecos no se precisa visado para españoles.

  • De Casablanca a Marrackech son 3 horas en coche

  • Allí puedes cambiar dinero en muchos sitios, la moneda es el dírham y la equivalencia aprox es: 1€ - 10 dirhams.

  • Lo del regateo, del precio inicial que os digan, una buena compra seria un 50% o un 60% menos.


Tanto Casablanca como Marrackech son 2 ciudades muy europeas, por lo que en los bares puedes pedirte una cerveza o un plato de jamón.

Esperamos que os haya gustado el post de Marruecos. Este país ofrece mucho más pero esto es lo que pudimos ver en tres días.

Lo contamos desde nuestras experiencias.

Comentarios