Un día en Benissa (Alicante)



Creo que a todos nos encanta viajar y, cuantos más kilómetros, mejor. Coger aviones, trenes, preparar maletas, cuadrar vacaciones y demás cosas que están nos encantan. Pero muchas veces no hace falta recorrer tanto para ver pequeños parajes y lugares cerca de nuestras casas.

Os vamos a contar una escapada que hicimos a Benissa en junio de este año. Un pueblo encantador entre Jávea y Benidorm.

Si buscáis en el mapa, es un pueblo que no tiene costa, un poco al interior. Pero no henos dicho que no tenga playa. Hay que desplazarse en coche 10 minutos para encontrar unas maravillosas calas. Entre ellas podemos enumerar:

·        Cala Fustera



·        Cala Advocat





 

·        Cala Pinet

·        Cala Baladrar

·        Playa Llobella

Como en todas las calas de la comunidad, son playas muy pequeñas y con muy poco sitio para aparcar. Al igual que en las demás, aconsejamos ir prontito para poder coger buen sitio sobre la arena (o piedras) y aparcar sin problemas.

Bueno, empezamos nuestra ruta por  Benissa.

1. Casco antiguo

Entramado de calles peatonales empedradas que da un encanto especial al pueblo.



2. Iglesia de la Puríssima Xiqueta

Una catedral que no te dejará indiferente. Impresionante.

Más conocida como La Catedral de la Marina Alta, es relativamente joven ya que se empezó su construcción en 1901 y finalizó en 1929.

Destacan sus dos torres gemelas de estilo neoclásico.



3. Ayuntamiento

Ubicado en la plaza del Portal. Edificio construido a finales del siglo XVIII.


4. Sala del Consell

Construida en el siglo XVI, en un principio se utilizó para el comercio. Después pasó a realizar tareas propias de Ayuntamiento y finalmente se utilizó con fines culturales (escuelas).


5. Palacete de los Torres Orduña. Biblioteca



6. Casa de Joan Vives

Para explicar este punto, nos apoyamos en un texto de la página web va.benissa.net

Conta una anècdota que els propietaris van allotjar dos pelegrins que, en deixar la casa i com a mostra d’agraïment, van regalar als propietaris la imatge miraculosa de la Puríssima Xiqueta. Aquesta família va començar a notar que estaven ocorrent alguns miracles i li ho comunicaren de seguida al rector.

En 1864 la Puríssima Xiqueta va ser oficialment proclamada Patrona de Benissa. Una placa de taulells col·locada al frontispici ens recorda els miracles que va dispensar a la família la que s’anomenaria la Puríssima Xiqueta. Davant d’aquesta casa té lloc a l’abril, la nit del “Dia del Riberer”, un dels actes més emotius i també atractius de tots els que se celebren durant les festes en honor a la Puríssima Xiqueta. El poble sencer, i molts visitants que no volen perdre’s l’espectacle, es reuneixen allí vestint els brusons que caracteritzen tots els benissers segons l’any de naixement a cantar-li a la imatge dos himnes en el seu honor i també el de la vila; tot seguit s’encén una traca que eix de l’església i arriba ací elevada sobre el públic. La traca acaba amb una bonica imatge en foc de la Patrona i tots aclamen a la seua Xiqueta.

 

Cuenta una anécdota que los propietarios alojaron a dos peregrinos que, cuando dejaron la casa y como muestra de gratitud, regalaron a los propietarios la imagen milagrosa de la Purísima Xiqueta. Esta familia empezó a notar que estaban ocurriendo algunos milagros y se lo comunicaron al cura.

En 1864 la Purísima Xiqueta fue oficialmente proclamada Patrona de Benisa. Una plaza de azulejos colocada en el frontispicio nos recuerda los milagros que se hicieron a la familia la que llamaría Purísima Xiqueta. Delante de esta casa tiene lugar en abril, la noche del “Día del Riberero”, uno de los actos más emotivos y también atractivos de todos los que se celebran durante las fiestas en honor a la Purísima Xiqueta. El pueblo entero, y muchos visitantes que no se quieren perder el espectáculo, se reúnen allí vistiendo blusones que caracterizan todos los beniseros según el año de nacimiento a cantar a la imagen dos himnos en su honor y también el de la vila; después encienden una traca que sale de la iglesia y llega elevada sobre el público. La traca acaba con una bonita imagen en fuego de la Patrona y todos aclaman a su Xiqueta.



7. Placeta de l’Església Vella

Esta iglesia databa del siglo XV, pero una vez construida la nueva Catedral, cayó en el olvido hasta su demolición. Solo queda en pie su fachada.



8. Casa de los Andrés. Sede universitaria

Casa señorial construida a finales del siglo XVIII y principios del XIX que a día de hoy es un centro educativo.


9. Convento de los Padres Franciscanos

Edificio construido en 1645. Posee un campanario y un claustro que ambos fueron restaurados en 1992.

Hay noticias de que este convento se va a convertir en un hotel privado y en un albergue a la vez.


10. Monumento al Riberero

El pueblo ha querido rendir homenaje a todos aquellos Beniseros que durante años acudieron a los campos de la Riviera del jugar para trabajar en el cultivo y la recolección del arroz.


También vamos a contaros un poco sobre sus fiestas de Moros y Cristianos. Se celebran el último fin de semana de junio. Se trata de una fiesta que, para ser un pueblo pequeño, es muy grande. Todos se conocen, todos la viven y todos la disfrutan.


En un pueblo con poco más de 10.000 habitantes, tienen 13 filàs de moros y cristianos. Impresionan sus trajes y su accesorios.
Algo diferente en estas fiestas y que nos ha sorprendido gratamente es que existe una entrada mora y cristiana de niños. Pasean, viven y desfilan como los mayores.

Con su cabo de escuadra al mando dirigiendo a la tropa. Puedes encontrarte a bebes desfilando, capitanes con menos de 10 años marcando el paso y saludando al público.

Y qué decir de su traca final, encuentro y lucha en la plaza del pueblo.

Lo viven muy intensamente.

SI OS HA GUSTADO EL POST NOS AYUDARÍAIS HACIENDO CLICK EN “ME GUSTA” O COMPARTIENDO EN VUESTRAS REDES SOCIALES.



 




Comentarios